unportal
  • Imprimir

La selectividad

Las notas de septiembre se darán a conocer el martes 18

 


Los resultados de los exámenes de selectividad de la convocatoria de septiembre se darán a conocer el martes 18, un dia antes de que se abra el nuevo periodo de preinscripción (19 y 20). Quienes consigan una plaza tendrán que matricularse el 27. Del 3 al 5 de octubre habrá una nueva oportunidad, la última, para preinscribirse en unos estudios de grado para el curso 2018-2019.


El principal cambio que este año se ha introducido en la prueba se refiere a la desaparición de la asignatura de Historia de la Filosofía de la fase general, que se ha trasladado a la fase específica de algunas titulaciones de los ámbitos de Ciencias Sociales y de Artes y Humanidades, convertida en una materia que pondera para subir la nota.

La fase general de la selectividad del 2018, obligatoria para todos los estudiantes de Bachillerato que quieran acceder a la universidad, sigue constando de 5 exámenes, pero ya no se puede elegir entre Historia e Historia de la Filosofía, sino que es obligatorio examinarse de la asignatura de Historia.

El resto de materias obligatorias son las mismas: las tres lenguas (catalán, castellano y lengua extranjera) más una materia de modalidad a elegir entre las 4 comunes de opción (Matemáticas, Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales, Latín e Historia y Fundamentos de las Artes).

Concentración. Una sesión de las pruebas en las aulas de la UPF (Foto: Pere Tordera / ARA)


¿En qué consiste la prueba?

  • Una prueba general con cinco ejercicios:

    La primera parte del examen, denominada fase general, que todos los estudiantes de Bachillerato que quieren acceder a la universidad deben realizar obligatoriamente, consta de cinco ejercicios.

    En esta primera parte, el alumno se examina de 4 de las asignaturas obligatorias de segundo de Bachillerato (Lengua Catalana y Literatura, Lengua Castellana y Literatura, Lengua Extranjera e Historia) y de una materia de modalidad a escoger entre las cuatro comunes de opción (Matemáticas, Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales, Latín e Historia y Fundamentos de las Artes).

    Este año, los estudiantes ya no han podido elegir Historia de la Filosofía en la fase general de la selectividad, sino que han tenido que optar obligatoriamente por la asignatura de Historia.

  • Una prueba específica para subir nota:

    La segunda parte del examen, la fase específica, ha sido ideada para los estudiantes que quieran mejorar la nota obtenida en la primera fase de la prueba, de forma que puedan contar con mayores posibilidades de acceso a los estudios deseados.

    En esta segunda fase los alumnos pueden examinarse de un máximo de tres ejercicios, que corresponden a materias de modalidad de segundo de Bachillerato vinculadas a la rama de estudios universitarios a los que se quiere acceder. De las notas de estos tres ejercicios, sin embargo, sólo se tienen en cuenta las dos mejores calificaciones.

    La asignatura de Historia de la Filosofia, que hasta ahora estaba integrada en la fase general, ha pasado a ser una materia específica que pondera en algunos estudios de las ramas de Ciencias Sociales y de Artes y Humanidades.

    En la selectividad del 2017 se introdujo la posibilidad de que, si en la materia de modalidad elegida en la fase general los estudiantes obtienen una nota mínima de 5, se les pueda aplicar la ponderación en la fase específica sin tener que volver a examinarse de esa asignatura. Esta posibilidad se ha mantenido en la selectividad del 2018.

    De esta forma, los dos calificaciones que pueden utilizarse para mejorar la nota pueden llegar a salir de entre cuatro materias, una más que hasta ahora.

¿La prueba es idéntica para los titulados de Bachillerato y FP?

Los titulados de FP pueden acceder a todas las titulaciones si tienen la nota exigida. No tienen que examinarse de la fase general de la selectividad (puesto que su calificación de acceso a la universidad es la nota media de su expediente formativo), pero pueden presentarse a la fase específica para mejorar sus opciones a la hora de hacerse con una plaza.

El examen de la fase específica de los alumnos de FP es el mismo que el de los estudiantes de Bachillerato: las materias forman parte del currículo del segundo curso de Bachillerato y están asociadas a la rama del grado que el estudiante aspira a cursar.

¿Con qué nota se aprueba la selectividad?

La fase general se supera con un 4, mientras que para aprobar la fase específica debe obtenerse en cada uno de los exámenes, que se evalúa de forma independiente, una nota mínima de 5.
 

¿Cuál es la calificación mínima para acceder a la universidad y cómo se calcula?

De la media ponderada entre la fase general de la selectividad y el expediente de Bachillerato se obtiene la nota de acceso a la universidad de los alumnos de Bachillerato.

La calificación conseguida en la selectividad cuenta un 40% y la media del expediente un 60%. A diferencia de la nota mínima para aprobar la selectividad, la nota de acceso a la universidad debe ser igual o superior a 5, y puede llegar a un máximo de 10.
 

¿Qué es la nota de admisión y cómo se calcula?

La nota de admisión es la que utilizan las universidades para adjudicar las plazas en aquellas titulaciones en las que hay más aspirantes que plazas ofertadas.

Se obtiene sumando a la nota de acceso a la universidad las dos mejores calificaciones de las materias aprobadas en la fase específica, una vez ponderadas.

Para ponderarlas, la calificación obtenida en cada materia se multiplica por 0,1 o 0,2 a partir de una tabla acordada por las universidades.

El resultado es que esta nota de admisión puede elevarse, en el mejor de los casos, hasta 14.


¿Qué validez tiene la superación de la prueba?

La nota obtenida en la fase general tiene validez indefinida, mientras que las calificaciones obtenidas en las materias de la fase específica sólo sirven durante dos años.
 

¿Cuántas convocatorias hay para hacer la prueba?

No hay límite ni para la fase general ni para la fase específica.